6ª Edición de "La Ruta del Estraperlo"

15 julio 2013

DESPEDIDA Y CIERRE.


Para echar el telón definitivo a la VI Edición de la Ruta del Estraperlo, me gustaría dar las gracias a todos los que participan activamente o desde su apoyo con la Ruta, a los socios,  a los miembros de los equipos participantes, a los cocineros de las tortillas y los postres, a los cocineros de las patadas y los frisuelos, y al que hace posible que la comida y las mesas para degustarla puedan subir a Pineda; gracias al Médico, cantantes y danzantes, a los que participaron activamente en la organización, a los que participaron desde el apoyo, y a los que participaron con su presencia. Gracias a los patrocinadores, y a los que después de esforzarse en la organización, no pudieron acudir el día de la Ruta.

En definitiva… GRACIAS A TODOS.

YA QUEDA MENOS PARA LA VII EDICIÓN. 

14 julio 2013

LO DE LA VEGA DEL SÁBADO


Recién llegados de Pineda, en la Vega lo primero que se apreciaba era que a un valiente le había dado por atizar lumbre en pleno mes de julio, mientras que un señor con bigote, se afanaba en montar un instrumento en lo alto del templete montado para la ocasión, menudo par de fenómenos...

En torno a las 10 de la noche, Carlos empezó a sacar costilla y chorizo de una parrilla que todavía no se ha enfriado del todo, y Toño empezó a tocar las teclas de un órgano que andará cerca de no coger temperatura en todo el verano.

Bailes, comida, copas, y buen ambiente entre y para los presentes.

A las doce de la noche se procedió a la entrega de trofeos quedando la clasificación cerrada en el siguiente orden:

 

1-. Posada Bistruey.

2-. Ruso

3-. Dios me libre.

4-. Mancomunidad

5-. Los desperdigados del Norte.

 

A destacar el discreto tercer puesto del equipo de Velia que defraudo en la competición, y la primera posición de unos inéditos de la Ruta, el equipo de la posada Bistruey, con la presencia de un vecino del valle como rastreador en la subida hacia Pineda.

También se repartieron los premios de los sorteos de "los cartones" que por la cercanía no tuvo que entregarlos el lebaniego en uno de sus repartos.

El jamón, para Támara, la parrillada para Pedro, “una autoridad” en la materia, y la cesta de productos típicos para el único motor del valle que funciona con energías renovables (nunca se acaban), Gonzalo el de Tudes.

Digna de mención, la actuación “non stop” de la pareja de baile más en forma del valle, Visita y Pepe volvieron a dar una lección de que el elixir de la eterna juventud existe, y lo tenemos dentro cada uno de nosotros.

Mo faltaron "los de Tudes" que siempre que hay romería “me dice la gente”, que andan por allí; como siempre un honor tenerlos entre nosotros.

Verbena hasta las 4 de la madrugada, con lo que se dio cierre a esta sexta edición del Estraperlo.

Como siempre gracias a todos por venir y participar.

11 julio 2013

LO DE PINEDA DEL SÁBADO


La Ruta 2013 ya es historia, o es más, falta por contar la historia de lo que pasó el sábado para que definitivamente pase a serlo.

Empezó la cosa creo que a las 9 de la mañana, y digo creo porque alguno llego más tarde, por lo que recibió críticas por alguno de los miembros de la organización.

En lo verdaderamente importante, la gente que fue llegando el sábado por la mañana a La Vega, se empleó a fondo en dos de las actividades programadas para esas horas matutinas, la ingesta de frisuelos  (buenos como siempre), y la compra de uno de los artículos más acertados y más codiciados en esta VI edición, los sombreros de la Ruta.

Todo estaba preparado para otra jornada de entretenimiento como es cada año la Ruta del Estraperlo. A las 10 de la mañana, los equipos templaban sus nervios  y algunas cervezas en la Posada de Cucayo, que como en otras ediciones colabora activamente en la Ruta, y desde aquí, no tengo por menos que agradecérselo.

 Salieron hacia Pineda los equipos en estricto orden de plusmarca durante la temporada, arrancando en las primeras posiciones los equipos a priori más rápidos, y saliendo en última posición el que sin duda fue el equipo más lento de esta sexta edición, excusable por usar uno de sus miembros “reglajes de desierto”, que no van bien para los terrenos escarpados por los que discurría este año la carrera de la Ruta. Decir en este punto que para competir en varias pruebas de la Ruta, hay que estar muy preparado física y psicológicamente, y que para volver a ganar los concursos de tortillas (dos de los miembros del grupo han ganado en ediciones anteriores) no se puede andar uno a paseos por el monte.

De la competición, y para mejorar en próximas ediciones, contratar menos Sol para la hora de la prueba, y plantear la construcción de un funicular desde Ranes hasta la choza de Vegalacanal, que sólo con el uso que se daría por algunos participantes el día de la Ruta, se amortizaría mucho antes la inversión que la de la famosa “Y Vasca” de alta velocidad.

En Pineda, el ambiente como siempre, no defraudo. 89 personas sentadas a una mesa para degustar unas exquisitas patatas es algo digno de mención.

Pero vayamos por partes, como he señalado antes, el Sol fue un participante más en esta VI edición, lo que hizo necesario el uso de alguna sombrilla y los sombreros de la Ruta por parte de alguno de los participantes.

La organización montó un punto de avituallamiento en la parte media de la prueba, en las inmediaciones del “Prado del Toro”, atendido por un colaborador, que además de buen cantante de karaoke, se ha redimido como un buen mesonero de bebidas isotónicas (gracias Pablo).

Ni el gorro ni los sombreros impidieron casos de fatiga entre los participantes, para los que se hicieron imprescindible las intervenciones del médico de la Ruta, Carlos Pérez Calle, intachable su profesionalidad y responsabilidad en todo momento.

 Además de un médico, la Ruta este año contó con dos veterinarios de Toranzo, que asistieron en el parto a una vaca cuyo jato había abortado ya hace unos días, demostrando que la Ruta, lejos de molestar al ganado, sube a Pineda con el respeto que merece un lugar al que muchos consideramos como parte de nuestras vidas.

Como novedad en el montaje de este año, destacar que la comida se celebró “a techo”, con una sombra que hizo posible el que las patatas se pudieses comer, porque si no nos llegamos a tapar del sol, las hubiésemos tenido que comer a más temperatura de la que salían de la cazuela.

Antes de la comida se celebró el concurso de tortillas, buenas todas, en el que gano Violeta (madre), en el segmento del sabor, y Yoli en el aspecto de originalidad. En este apartado destacar la tortilla presentada por la Posada de Cucayo, elaborada a con trazas de ortigas que todo el jurado interpretó como de espinacas. Siguiendo esta línea de “nouvelle cuisine”, no se descarta la elaboración de frisuelos con “bardas”, el día de la romería de Dobres y Cucayo.

Las patatas, de quitarse el sombrero (nadie lo hizo porque hacía mucho Sol),  y los postres exquisitos. Muy ponderado un bizcocho de naranja que hizo las delicias de los presentes. Café al estilo Valcayo, orujos para todos, y Ballantines para Berto, un fenómeno dentro y fuera de la Ruta.

Tras la sobremesa, hubo voces que desafiaron al cosmos con alguna canción que amenizo el momento, entreteniendo a los presentes, momentos antes de que el destacamento de zapadores de la Ruta, cargasen todo lo utilizado en la carroceta de Briz, dejando el lugar tan limpio como lo encontramos, y comenzando todos la bajada hacia La Vega.

05 julio 2013

LOS EQUIPOS



Éstos son los equipos que han formalizado su inscripción para participar en  la Ruta del Estraperlo, recordar a los equipos que la lista no es cerrada, en el caso que quieran añadir algún componente no tienen mas que participarlo a la organización.

1-Mancomunidad:

 Veles , Nieves; Yolanda, Carlos, Sandra ,Isabel y David.

2-Posada Bistruey:

Jesús, Cachi, Marcos, Patricia, Juan, Santi, y Elena.

3-Dios me libre:

Velia, Elsa, Iván, Eva, Duque, David, Cristina y Fidel.

4-Los Desperdigaos del Norte:

Ana ,Eva, Pedro, Mª José, Fidel  y Miguel.

5-Ruso:

Violeta, Fernando, Alejandro, Lucía, Chus Lera, Raúl, Ruso (perro)